osandresrp@gmail.com



¿Qué es la Ultracavitacion?



Ultracavitacion es una de las novedades en medicina estética y en tratamiento de reductores. También se conoce por el nombre de “liposucción sin bisturí” y que ha venido cogiendo fama en los últimos tiempos.


Vista previa



En qué consiste la Ultracavitacion:


Funciona a través de un aparato que emite ondas de ultrasonido, destruyendo la membrana del tejido graso, convirtiendo célula adiposa en una mucho más pequeña. Por eso cuando se aplica el ultrasonido en lugares específicos del cuerpo donde hay grasa esta se destruye, esto hace que reduzcan las medidas de mujeres y hombres dejando una mejor figura corporal.

Para explicar lo anterior de una forma más sencilla, la Ultracavitacion convierte liquida la grasa localizada en partes del cuerpo como los glúteos, abdomen, piernas y brazos. Por último será eliminada mediante las disposiciones.

Los resultados son de forma inmediata, desde la primera sesión comenzarás a ver los cambios en el cuerpo sin necesidad de riegos quirúrgicos.





Algunos Testimonios



Riesgos de la Ultracavitación


El ultrasonido puede, evitar la sala de operaciones y evitar la anestesia que es un procedimiento indoloro y se puede realizar en un consultorio médico.
Es una técnica que se puede aplicar a cualquier persona  felizmente, pero siempre debe llevar a cabo una valoración. Hay contra indicaciones para el uso de dispositivos de cavitación para el tratamiento de la grasa localizada. 

Hay pacientes a los cuales no se les debe realizar el procedimiento, tales pacientes son aquellos que presentan  problemas de  insuficiencia renal, insuficiencia hepática (por ejemplo, la infiltración grasa del hígado ), pacientes que tengan un marcapasos u otros dispositivos electrónicos, mujeres en embarazo  o en periodo de lactancia, y pacientes con hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia, etc.

También es importante ser muy cuidadoso cuando  se está cerca de órganos vitales, e incluso evitar ciertas zonas (en términos de la potencia del ultrasonido), ya que pueden provocar daños a la tiroides (cuando los tratamientos se realizan en el cuello) o los ovarios (cuando el área abdominal). Por lo tanto, no todo es en el uso de ordenadores cada vez más potentes y por supuesto, con un mayor riesgo potencial, pero hay que adaptar la potencia y la profundidad de tratamiento para la localización anatómica de la zona de tratamiento y la cantidad y estructura de la adiposidad de cada persona.